El diagnóstico precoz de un neurinoma del acústico puede evitar que el tumor crezca lo suficiente como para causar consecuencias graves. Tales como la pérdida total de la audición o la acumulación de líquido cefalorraquídeo que ponga la vida en riesgo. Consultar al médico si se nota pérdida de audición en un oído, zumbidos o problemas de equilibrio.